SEITÁN

 

El Seitán, fue creado hace cinco siglos por monjes budistas de la China. Se elabora a base de harina de trigo, alga kombu y tamari (salsa de soja) ,  es rico en proteínas, fibra y tiene poca grasa. Se conoce también como “comida de Buda”, “carne de trigo” y “Kofu”. Fue introducido en los Estados Unidos en los años 40 por las comunidades religiosas vegetarianas.

 

 

El Seitán tiene la textura y consistencias similares a la carne pero no tiene grasas saturadas y por ello ayuda en la reducción del colesterol. 180 gramos de Seitán cubren los requerimientos diarios de proteínas,  con sólo 140kcal, mientras que una carne asada presenta el doble de calorías y niveles altos de colesterol. Es ideal para niños, mujeres embarazadas y diabéticos por su bajo contenido en hidratos de carbono. Puede prepararse absolutamente de cualquier forma. Frio, guisado o rebozado.